YeguasyCaballos.Com

Protección de las patas

| 2 Comentarios

Protección de las patas de los caballos

Las patas de los caballos es una de las partes más importantes de su fisionomía, puesto que sobre sus cuatro patas los caballos sostiene todo su peso. Por esta razón, existen varios tipos de protectores y vendajes para proteger estas zonas.

Esta importancia a la hora de cuidar las patas de los caballos, al pedir al caballo domestico que trate de llevar el efecto de desequilibrio que provoca  el jinete, así como de llevar a cabo los movimientos diarios que se le piden y que nunca realizaría en caso de estar en libertad, como trabajar en círculos pequeños, caminar de lado o saltar una combinación de vallas. Todos este tipo de movimientos aumentan de forma considerable las posibilidades de que el caballo se caiga o de un traspiés. Además los caballos calzados son más propensos a hacerse daño en sus patas. Por estas razas es recomendable ser precavido y proteger las patas de nuestro caballo antes de realizar cualquier salida, independientemente de cual sea la actividad que se va a realizar.

Protección de las patas del caballoProtectores o vendajes

A la hora de proteger las patas de nuestro caballo debemos elegir entre utilizar protectores o vendajes en función de la actividad que vamos a realizar, la fisionomía de nuestro caballo, etc.

Los vendajes son la opción del perfeccionista puesto que ofrecen más aguante y se adaptan mejor a la pata, pero tienen la desventaja de que se requiere un alto grado de práctica para ponerlos correctamente y fácilmente pueden hacer más daño que bien si no se colocan de forma correcta.

Sin embargo, para el ejercicio diario es más recomendable el uso de protectores ya que son más fáciles de colocar y de limpiar. Algunos dueños prefieren usar protectores cuando sacan al caballo y este ha de jugar a juegos rudos, pero existe el inconveniente de que los protectores pueden causar problemas de piel si el barro penetra en su interior. Asimismo debemos tener en cuenta que mientras  algunos tipos de protectores ofrecen una protección general a la pata, otros están diseñados para proteger al máximo ciertas zonas concretas en situaciones de riesgo concreto.

En el caso de los caballos en libertad, normalmente son capaces de mantener el equilibrio y cuidarse sin necesidad de protecciones.

¿Qué materiales?

Una de las preguntas más frecuentes que surgen a la hora de usar protecciones para las patas de  nuestros caballos es el material. Respecto a este asunto, antes sólo se utilizaba piel, pero actualmente se emplea una gran variedad de materiales sintéticos como el plástico y el neopreno de gran impacto, que tienen una alta capacidad de absorber los golpes y son cómodos de llevar y fáciles de limpiar. Además los fabricantes utilizan diversos tipos de forros que absorben los golpes, como el caucho o la piel de cordero. Las sujeciones son generalmente de velcro con o sin inserciones elásticas, correas con hebillas o fijaciones de tipo garfio u ojal.

Así, los protectores de piel con forro de cordero necesitan más cuidados para limpiarlos y conservarlos en buen estado, mientras que los de neopreno se pueden poner bajo el grifo o lavar en la lavadora, y son más asequibles que las de piel.

Protección de las patas del caballo¿Cómo deben escogerse?

A la hora de elegir los protectores, se debe tener en cuenta que tipo de ejercicio va a realizar nuestro caballo y en que terreno, para poder ofrecerle la máxima protección en su ejercicio diario, adaptando la protección al ejercicio a realizar y al tipo de suelo.

Los jinetes de un caballo sensato y de buena escuela con movimiento recto puede permitirse no utilizar protección en las patas excepto cuando se va a realizar salto. Hay opiniones que defiende que para los caballos es más beneficioso poder notar donde están sus patas y pies, especialmente en los caballos jóvenes, que envolverlos en algodones, pues podría ser contraproducente.

Sin embargo, en Yeguas y Caballos creemos que más vale prevenir que curar, puesto que el uso de protectores rígidos, tanto de cuero como de neopreno, así como el uso de campanas es una táctica muy efectiva para minimizar riesgos y evitar lesiones.

Tipos de vendajes

Todos los vendajes, independientemente del tipo de vendaje que sea, se deben utilizar con una capa debajo de acolchado, espuma o almohadilla de absorción de golpes; excepto en los vendajes de la cola y algunos diseñados para la cuadra. La sujeción de los vendajes es mediante cinta adhesiva o velcro.

  • Vendajes de ejercicio: están hechos de un material de crep elástico para aguantar y proteger la zona del tedón durante el trabajo, pero que no restringe la flexión de la articulación. Con este tipo de vendaje se debe tener mucho cuidado de no apretar demasiado debido a su gran elasticidad. Un mal vendaje puede provocar daños duraderos a la pata.
  • Vendajes de cuadra o de descanso: se aplican igual que un vendaje veterinario o de primeros auxilios. Este tipo de vendaje es ancho y grueso, y proporciona aguante, calor y protección a las patas en la cuadra cuando el caballo tiene las patas cansada de trabajar. Este vendaje también puede utilizarse durante el transporte; y cubre toda la parte inferior de la pata, desde abajo de la rodilla o corvejón hasta la corona.
  • Vendajes de cola: están realizados con un material elástico muy similar al material del vendaje de ejercicio, y se utilizan para suavizar la parte superior de la cola y protegerla del roce y así evitar posibles heridas que pueden producirse durante los viajes. A la hora de la colocación, es importante que no estén demasiado apretados ni que se dejen puesto durante mucho tiempo.

Protección patas del caballoTipos de protectores

Los protectores rígidos se usan en el salto de competición con el objetivo de proteger el tendón detrás  de la rodilla, pero están abiertas por delante dejando ver el hueso canon, permitiendo así que el caballo lo note en caso de chocar contra la valla.

Dentro de los protectores contra el roce podemos encontrar diversos tipos en función de la zona que van a proteger:

  • Protectores de pata: sirven para resguardar la pata en toda su circunferencia, desde debajo de la rodilla hasta encima del espolón. Este tipo de protectores incorpora almohadillas adicionales para proteger la parte interna; e incluso algunos cuentan con protecciones auxiliares en la zona del tendón.
  • Protectores combinados: proporcionan tanto protección contra el roce como una mejor sujeción adicional desde el menudillo hasta la rodilla. En caso de que no seas demasiado hábil para vendar  ni dispongas del tiempo suficiente, es la mejor solución y lo más parecido.
  • Campañas: se colocan alrededor de la cuartilla de las patas delanteras para proteger la parte posterior de la cuartilla y la corona. Protege también la zona del talón, puesto que es sensible a sufrir golpes de la pata trasera, concretamente en el aterrizaje posterior al salto o durante una marcha dura, así como cuando el caballo está desequilibrado, evitando el alcance.  Las campañas puede fabricarse en una gran variedad de materiales, siempre pensados para evitar cualquier tipo de lesión al caballo.
  • Rodilleras: la zona que antes toca el suelo cuando un caballo tropieza es la rodilla, por lo que es importante proteger esta parte. Las rodilleras, también llamadas gorras de rodilla o botas del esqueleto de la rodilla, disponen de un frontal acolchado para protegerla de los golpes. Para su colocación, se deben abrochar fuerte por encima de la rodilla, pero para permitir que la articulación pueda flexionarse libremente, la correa inferior debe estar floja.
  • Protectores de espolón: son cortos y se emplean para proteger el interior de la articulación del espolón, y así evitar heridas por fricción, aunque no ofrecen protección alguna en la parte superior. Para proteger la zona de los espolones también son útiles las botas de fieltro Yorkshire o las botas de goma o las salchichas.
  • Protectores de viaje: combinan todos los efectos anteriores, ofreciendo también una protección acolchada desde encima de la rodilla hasta más abajo de la corona Se debe tapar el talón para evitar el sobre alcance.
  • Protectores de corvejón: se utilizan durante el viaje para proteger a la articulación del corvejón de los golpes.

En Yeguas y Caballos nos preocupan el bienestar de vuestros caballos y que encontréis lo que necesitáis y que mejor se adapte a vuestras necesidades, por esa razón estamos a vuestra disposición para asesoraros y buscar la mejor solución en protección que mejor se adapte a la modalidad que practiques con tu caballo.

Fuente: El Mundo del Caballo. Especial Cuidados del Caballo, nº 1, 2, 3 y 4

 

PRODUCTOS RELACIONADOS:

 

protector eskadron pro active traseroProtector eskadron neopreno pro-active trasero


 

 

Campana Cuero Sintetico

Campana Eskadron cuero sintético


 

 

Venda polo - yeguasycaballos.com/tienda

Venda polo FLEECE


2 Comentarios

  1. Muy buen aporte sobre los diferentes protectores y cómo y para qué usarse, muchas veces el desconocimiento nos hace no elegir los más idóneos.

    Muchas gracias!

    • Hola María,

      Muchas gracias a ti por leernos. Esperemos que te haya servido de ayuda y así haber podido mejorar el bienestar de tu(s) caballo(s).

      Qué tengas un feliz día
      Un saludo
      M.Carmen García

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.