YeguasyCaballos.Com

Mi caballo no se deja coger

| 4 Comentarios

Mi caballo no se deja coger -www.yeguasycaballos.com

No se deja coger – Romper los malos hábitos en los caballos

Es una práctica frecuente que los propietarios saquen a su caballo al prado para que paste y retoce, y así empiece a calentar antes de montarlo. Suele pasar que cuando llega la hora de ponerse a trabajar, el caballo decide que no y, por ello, no se deja coger. Cuando nos encontramos en esta tesitura, esto puede acarrear problemas.

Causas

Este problema, que el caballo no se deje coger, puede deberse a distintas causas:

  • El caballo no quiere abandonar a  la manada.
  • El caballo se encuentra a gusto en el exterior, disfrutando de la hierba fresca y no quiere volver al interior.
  • No dejarse coger empieza como un juego con su propietario, que se acaba convirtiendo en un hábito.
  • El caballo está cansado de trabajar y no quiere volver a ser montado.

Remedio

Sin embargo existen varias prácticas que pueden poner solución a este problema:

  1. Cuando un caballo disfruta más estando en el prado que con su propietario, no se deja coger porque se le está ordenando que abandone un lugar donde se encuentra de maravilla. Además de mandarle que se vaya de ese sitio, la intención del propietario es que vaya con él para luego montarlo, hacerle trabajar. En esta situación, lo primero que se debe trabajar para solucionar el problema es que haya una buena relación entre el jinete y el caballo. Esto supone un alto grado de comprensión y de conocimiento acerca de cuando algo no va bien, cuando el caballo está estresado, cuando tiene un mal día o cuando necesita que se le den masajes o se le rasque. Igualmente, el propietario debe pasar mucho tiempo con el caballo en el exterior para que el animal no sospeche que siempre que el propietario aparece por allí es para cogerlo. Actividades como recoger cosas del suelo, leer tranquilamente sentado o simplemente tomar el sol despertarán la curiosidad del caballo y, normalmente, hará que el animal se acerque a averiguar qué ocurre. Cuando el caballo se acerque para olisquear, puedes acariciarle o darle alguna golosina, tratando siempre de no incomodar al caballo ni mucho menos perseguirle.Mi caballo no se deja coger -www.yeguasycaballos.com
  2. Cuando queremos coger a nuestro caballo, pretendemos que un caballo que está fuera, en un prado, con buena hierba, en compañía y en libertad elija lo que su propietario quiere, que es volver al box o llevarlo a la pista o al picadero para montarlo. Sin embargo, es más feliz rodeado de los suyos, con buen forraje y en libertad, que en el box o montado, motivo por el cual no se deja coger. En este caso podemos construir un pequeño paddock cerca del lugar donde está el resto de caballos. Una vez tenemos el paddock, debemos animar a nuestro caballo a que acuda a esta pequeña parcela y una vez dentro, cerrarla. Es conveniente cerrar al caballo en este paddock el día que se quiera montar, puesto que de esta forma se le da cierta libertad al caballo y al mismo tiempo se evita la guerra de la caza en un terreno mucho más grande.
  3. Cuando el caballo sabe que si resiste, su cuidador abandonará la tarea de cogerlo; la idea que tiene el caballo es que ser cogido es algo a evitar, pues así conseguirá su objetivo. Entonces, el caballo sabe que si gana y el cuidador no, el premio será quedarse en el campo; de la misma manera sabe que si le cogen, le encerrarán en su box o deberá trabajar. En esta situación suele provocar el caballo se sienta feliz cuando el cuidador se acerca, excepto cuando este lleva una cabezada o una cuerda para cogerlo. Para solucionar este problema es recomendable acercarse al animal, sin hacer acción alguna de cogerlo y al rato de estar en contacto con él, hacerle pasar la cuerda o la cinta de piel de la cabezada por encima del cuello y dejar ahí para que se de cuenta de que no siempre la cuerda es sinónimo de retirada o trabajo.

Ejercicio para fomentar la confianza

Una buena práctica para realizar cuando el caballo está en el exterior es jugar con él, haciéndole ver que se le coge varias veces pero luego se le suelta. Para ello nunca debe apretarse la cuerda alrededor del cuello. Una vez puesta la cuerda en forma de collar suelto, es recomendable acariciar la cabeza o el cuello del caballo, y después quitar la cuerda y avanzar unos pasos con él para luego volver a soltarlo.

En esta práctica hay que ser persistente y paciente. Para caballos que tiene tendencia a no dejarse coger puede ser bueno ponerle una cuerda larga atada a la cabeza. El caballo seguirá huyendo, pero debido a la longitud de la cuerda, el jinete no necesitará aproximarse tanto para cogerlo. Cuando el animal se detenga y baje la cabeza para pastar, se debe bracear para que continué con su marcha y el cuidador detrás de él. Este no se debe detener cuando el caballo vaya hacia él, se debe aprovechar para coger cuerda. En caso de que se mueva, se debe repetir el proceso impidiendo que se pare y paste. De esta forma, el caballo debe comprender que es preferible dejarse coger que ser constantemente “molestado”. Cuando el caballo se debe coger, debemos acariciarle y darle una recompensa como premio, ya que no le gusta ser cogido.


4. La mayoría de caballos que no se dejan coger suelen tener una razón para actuar así. Hay algunos casos de caballos que provienen de hípicas o escuelas de equitación donde pasaban horas y horas andando en círculos y siendo montados por jinetes sin experiencia. Por este motivo, cuando cambian de hábitat, tratan de hacer todo lo posible para no ser cogidos, porque a pesar de que no saben lo que les espera, tienen en mente lo que ocurría anteriormente cuando eran cogidos.

Hay otros casos en los que los caballos no se dejan coger porque han resultado lesionados debido al mal manejo, por ejemplo en zonas como los músculos dorsales o la boca. Por esta razón, lo último que quieren es que se les coja de nuevo y alguien monte encima de ellos o le pongan un bocado o filete. Cuando la causa de no dejarse coger se deba a este motivo lo primero que se debe hacer es sanar el dolor mientras que trabajamos el acercamiento, acariciándolos o dándoles un premio al acercarnos. La recuperación de las lesiones junto  con la confianza harán que una vez sanados vuelvan a dejarse coger.

Mi caballo no se deja coger -www.yeguasycaballos.com

En definitiva lo más importante es tratar de averiguar por qué el caballo se comporta de esa manera y trata de solucionar el problema de la mejor manera y en el mejor tiempo posible. Los caballos no tienden a malgastar energía sin una buena razón, por lo que algo le ocurre cuando prefieren salir corriendo que ir al lado de la persona que le da de comer y cariño.

Fuente: El Mundo del Caballo. Especial romper malos hábitos en caballos

PRODUCTOS RELACIONADOS:

cabeza-de-cuerda

 

Cabezada de dar cuerda o Jaquima

 

Ramal dar cuerda flexible

 

 

Ramal dar cuerda flexible 8 m

 

caramelos-sabor-manzana-caballos

Caramelos sabor manzana para caballos

 

4 Comentarios

  1. Muy buenos consejos. Saludos y exitos.

    • Hola Cristina,

      Gracias por tu valoración, significa mucho para nosotros que nuestro contenido os llegue y os sirva.

      Qué tengas un feliz día
      Un saludo
      M.Carmen García

  2. gracia me ira muy bien porque mi caballo no se deja cojer o se escapa por la hipica.

    MUCHAS GRACIAS

    • Hola Lara,

      Gracias por tu valoración, significa mucho para nosotros que nuestro contenido os llegue y os sirva.

      Qué tengas un feliz día
      Un saludo
      M.Carmen García

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.