YeguasyCaballos.Com

El caballo y su limpieza (IV) Tipos de limpieza

| 0 Comentarios

foto-tipos-de-limpiez3La limpieza, como hemos dicho en posts anteriores, es una de las tareas más importantes que debemos realizar respecto a los cuidados de nuestro caballo. Sin embargo, a pesar de las numerosas ventajas que obtenemos teniendo a nuestro caballo limpio, debemos saber que tipo de limpieza se adapta mejor a nuestra caballo, a sus condiciones y a la actividad que acaba de realizar, etc.

Os dejamos unos consejos sobre los distintos tipos de limpieza,RHON

Limpieza completa

 La limpieza completa es un tipo de limpieza enérgica que conviene realizar una vez el caballo haya finalizado su trabajo, ya que en ese momento su cuerpo estará caliente, lo que favorece que la suciedad se suelte de manera mucho más fácil.

Estos son los pasos a seguir para realizarla:

  1. Deberás quitar los restos de barro y sudor con el cepillo de raíces. Hay que tener especial cuidado con las zonas sensibles: cabeza, barriga y parte interior de las extremidades.
  2. Utilizaremos la rasqueta para sacar al exterior el polvo, el pelo muerto y la caspa; y lo eliminaremos con la bruza, cuando lo hayamos levantado. Después de cada pasada es conveniente limpiar la bruza con la almohaza, para evitar
  3. Una vez que hemos limpiado el dorso del caballo, desenredamos la cola poco a poco. Primero, la introducimos en un cubo con agua y jabón y la enjabonamos, sin emplear excesiva cantidad de champú. Finalmente, cuando ya hemos quitado todo el jabón, la desenredamos poco con un peine especial para crin y cola.
  4. Cogemos una esponja humedecida con agua y limpiamos los ollares y los belfos, y con otra esponja de diferente color, limpiaremos el maslo y el contorno del ano.
  5. Para secar al caballo utilizaremos el limpiasudor o quitaguas. En caso de tener un pony y utilizar un limpiasudor de fleje o de media luna, no utilizaremos la parte de la sierra ya que le podría hacer daño. Asimismo, el limpiasudor sólo se debe utilizar para secar las partes blandas del cuerpo del caballo. Las patas hay que secarlas con una toalla, frotando con las manos de arriba hacia abajo
  6. Por último limpiaremos los cascos, puesto que estos son la parte del caballo que siempre tiene que estar limpia. Pues como se suele decir, “sin pie no hay caballo”, “ el casco es el todo del caballo”.

Limpieza de las extremidades

La limpieza de las extremidades es un tipo de limpieza que se utiliza para refrescar y limpiar al caballo. Por tanto, se puede mojar, simplemente con agua, todo el cuerpo del caballo, y de esta forma conseguir que se relaje. En este tipo de limpieza hay que prestar atención a los lugares más delicados (cascos, extremidades, zona del paso del cincho, zona de la montura o zona de sillín, etc.).

foto-tipos-de-limpiezaDurante este tipo de limpieza se puede aprovechar para darle un masaje al caballo en los tendones, simplemente con agua a presión, utilizando la manguera. De esta forma, le refrescarás y le aliviarás tras el trabajo realizado.

Los pasos a seguir son :

  1. Mojamos las extremidades y la cola, con mucho cuidado. Para limpiar la cola, la iremos introduciendo poco a poco en un cubo con agua (preferiblemente agua tibia)  y jabón, desde el final hasta el principio. Cuando este bien enjabonada la iremos, desenjabonando poco a poco.
  2. Para secar las patas del caballo utilizaremos una toalla, frotando con las manos de arriba hacia abajo.
  3. Es necesario revisar los cascos antes y después del trabajo, poniendo mayor atención en la zona de la ranilla, ya que es la zona más sensible del casco.

Limpieza con toallas calientes

La limpieza con toallas calientes es el método más adecuado para limpiar al caballo en los días de frío, ya que de esta forma evitaremos posibles resfriados.

Para limpiar al caballo será necesario un cubo con agua muy caliente, una toalla lo más grande posible y un champú específico para caballos. Los pasos a seguir son:

  1. Añadimos un poco de champú al agua caliente e introducimos la toalla en el agua hasta empaparla.
  2. Escurrimos y desplegamos la toalla para pasarla por el pelo del caballo, durante unos segundos (de esta forma ablandaremos la suciedad).
  3. Enrollamos la toalla y frotamos con ella el pelo.
  4. Pasamos la toalla suavemente en el sentido del pelo.

Repetiremos todo el proceso por cada parte del caballo, manteniendo siempre el agua caliente.foto-tipos-de-limpieza2

Limpieza con agua y jabón

La limpieza con agua y jabón es un tipo de limpieza únicamente aconsejable en caso de que el caballo esté sucio de grasa, ya que el exceso de jabón reseca la piel del caballo, llegando a producirle picores e incluso dejándola sin brillo. Además, debemos tener en cuenta que existen diferentes tipos de champús, y debemos elegir el que mejor se adapte a nuestro caballo. En caso contrario sería más conveniente lavarlo únicamente con agua.

Para emplear este tipo de limpieza es recomendable seguir estas pautas:

-Utilizar jabones especiales.

-Aplicar el jabón una única vez (no hay que aclarar y volver a enjabonar).

-Utilizar agua caliente.

-Es recomendable que utilice una esponja para el enjabonado y otra para el aclarado.

-Para enjabonar realice movimientos circulares sobre el cuerpo del animal, y no se debe enjabonar la cabeza del caballo.

-En invierno conviene lavar al animal por partes, utilizando una manta para cubrir la zona del caballo que no estamos limpiando.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.